www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
11 de octubre de 2018 Twitter Faceboock

ESCENARIO BONAERENSE
Vidal, la Iglesia y los sindicatos
Walter Moretti | @patamoretti

Con la lucha del Astillero Río Santiago reapareció la Iglesia para entrometerse en una lucha obrera. Ahora el arzobispo Fernández se reunió con varios sindicatos.

Link: http://www.laizquierdadiario.com/Vidal-la-Iglesia-y-los-sindicatos

De la noche a la mañana, sorpresivamente, la catedral de La Plata amaneció cubierta con las banderas de sindicatos de la provincia. Aquella insólita parafernalia en el mayor templo de la capital bonaerense anunciaba la reunión y posterior misa que allí se realizarían, convocada por el arzobispo de La Plata Víctor Manuel “Tucho” Fernández. Este prelado es parte del círculo íntimo de Bergoglio, y el propio Papa lo nombró hace tres meses al frente de la arquidiócesis platense en reemplazo del ultraconservador Héctor Agüer.

De la reunión convocada por Fernández participó una gama variopinta de dirigentes sindicales que abarcó desde Roberto Baradel (Suteba) y Francisco Banegas (de ATE Ensenada, seccional que representa a los trabajadores del Astillero Río Santiago) hasta Carlos Quintana (UPCN) y representantes del sindicato de camioneros. También estuvo presente el dirigente del Movimiento Evita Emilio Pérsico.

Todo ellos escucharon con beneplácito al arzobispo platense, quien cargó las tintas contra Macri a la vez que dejaba a salvo a su amiga María Eugenia Vidal, cuando es ella la que encabeza el plan de guerra contra los trabajadores del Astillero Río Santiago, la que dispuso un aumento irrisorio por decreto a los docentes, la que otorgó un miserable aumento compensatorio del 4% a los estatales provinciales, y a los médicos y judiciales ni siquiera les dio una respuesta; ahora el gobierno retrocedió convocando a nuevas paritarias, que seguramente mantendrán nuestros salarios muy lejos de la inflación. Vidal y sus secuaces persiguen a los propios dirigentes sindicales y atacan el derecho a huelga con voluminosos descuentos salariales, como sucedió recientemente en el astillero y ya venía sucediendo como moneda corriente en otras reparticiones. Esto ocurre en el Ministerio de Desarrollo Social encabezado por Santiago López Medrano, ministro amigo también de “Tucho” y con fuertes vínculos con las 62 Organizaciones Peronistas. El contenido de la homilía y el silencio de los dirigentes llevaron tranquilidad a los despachos de la Casa de Gobierno.

Al final de la reunión, “Tucho” Fernández despidió a los dirigentes sindicales de manera casi burlona: “vamos a ver como siguen las cosas”. Los trabajadores y las trabajadoras sabemos muy bien que con la inflación y la profunda recesión, con sus secuelas de mayor desocupación y pobreza, nuestras vidas van a seguir cuesta abajo.

Tenemos que darle la espalda a los discursos pacificadores de los obispos y la Iglesia. Ellos nunca serán nuestros “amigos” y eso tenemos que tenerlo muy en claro. No por casualidad la Iglesia “salió a la cancha” aquella noche que trabajadores y trabajadoras del astillero permanecían en el Ministerio de Economía y amenazaban con quedarse. Como ha sucedido siempre, la Iglesia posa de “amiga” de los trabajadores cuando olfatea que estos pueden radicalizar sus acciones. Frente a esta perspectiva es que los viejos obispos calientan sus músculos, y por lo tanto nosotros también tenemos que calentar los nuestros para enfrentar y derrotar el saqueo en curso. Se hace imprescindible coordinar las luchas en curso, recuperar los sindicatos para convertirlos en organizaciones democráticas e independientes del Estado, y que los trabajadores tomen en sus manos la lucha por la separación de la Iglesia del Estado.

Te puede interesar: Iglesia y crisis en Jujuy: a Dios rezando y para el ajuste trabajando

Hace poco más de 130 años atrás George Engel -uno de los 8 Mártires de Chicago- declaró con total firmeza frente al fraudulento jurado que lo condenó a la horca por haber participado de la huelgas que en 1886 sacudieron a EE.UU.; sus palabras finales fueron: “Mi más ferviente deseo es que los trabajadores sepan quiénes son sus enemigos y quiénes sus amigos”.

Un deseo que hay que hacer realidad para vencer; para ello hay que pasar por encima de los cantos de sirena que solo buscan adormecernos y atenazar nuestras fuerzas.

Los aportes truchos y las maniobras judiciales

Luego de su sorpresivo triunfo electoral en la Provincia de Buenos Aires, Vidal fue elevando su estatura política usufructuando su supuesta lucha contra las mafias. Esto le permitió consolidar su imagen política en amplios sectores de la población bonaerense.

Pero esa bandera quedó totalmente enlodada con el escándalo de los aportes truchos utilizados para sostener la campaña electoral del 2017. Desde julio, cuando estalló este fraude, no dejaron de aparecer cientos y cientos de casos de personas que niegan haber aportado a la campaña del PRO. Vidal intenta presentarse como la cara sensible de Cambiemos, pero como presidenta del partido no tuvo empacho en utilizar como aportantes falsos a miles de pobres que subsisten con las migajas de los planes sociales; ahora también se conocieron los testimonios de monotributistas sociales. ¡Miserable! Un fraude indignante, que estaría revelando un plan sistemático de falsificación de documentos y lavado en una escala considerable.

Te puede interesar: Aportantes truchos: la tormenta que amenaza a Vidal y salpica al régimen político

Hace un par de días atrás el juez federal de La Plata Ernesto Kreplac imputó a María Inza, tesorera del PRO e íntima amiga de Vidal que al momento que estallara el escándalo -a partir de las investigaciones del periodista Juan Amorín- era la responsable nada más y nada menos de la Contaduría General de la provincia. Esta causa salpica a la propia Vidal como presidenta del partido y también a su Jefe de Gabinete, Federico Salvay (esposo de la superministra Carolina Stanley) que fue el jefe de la campaña de 2017. Más allá de que no hay garantías que este juez federal profundice la causa, por las dudas el gobierno quiere aprovechar la división de la causa para traspasarla completamente al ámbito del juzgado en lo contencioso administrativo, que solo tiene injerencia en el control administrativo y contable de los fondos de la campaña pero no tiene poder para investigar el origen de los fondos, y por lo tanto cualquier irregularidad solo se pagaría con multas o apercibimientos. Este juez, llamado Adolfo Ziliu, es el mismo que avaló los tarifazos en la provincia.

De la “Banda del juez” al “operativo distracción”

A la par de querer enterrar definitivamente la causa de los aportes truchos (que a pesar de quedar semi tapada por los Cuadernos de Centeno, es un fraude conocido y repudiado por miles de bonaerenses), la gobernadora recauchutó su manchada bandera “contra las mafias” apuntando al sector de la corporación judicial ligado al peronismo. Fue así como se llegó a la detención del juez de garantías Cesar Melazo, que encabezaba una megabanda integrada por fiscales, camaristas y comisarios que desde hace más de una década viene protegiendo el accionar de narcos, sicarios, barras bravas y otros delincuentes. El desbaratamiento de la “Banda del juez” abre un nuevo escándalo en el Poder Judicial que nadie sabe cómo puede terminar. El mismísimo juez Guillermo Atencio amenaza al gobierno con sacar a la luz un “pacto de impunidad” que involucraría a funcionarios del gobierno provincial. Algunos ya hablan de los “cuadernos bonaerenses”.

Mientras tanto la justicia al servicio de Vidal estaría preparando diversas causas contra el ex gobernador Daniel Scioli, Aníbal Fernández, dirigentes sindicales y jueces ligados al peronismo, para de esa forma alimentar un “operativo distracción” que, de cara a las elecciones del 2019, le permita a la gobernadora tapar la grave crisis social que azota particularmente al conurbano bonaerense y poder levantar su corroída imagen.

Pero la lucha contra las mafias de Vidal tiene patas muy cortas. En última instancia las llamadas “mafias” no son ni más ni menos que las principales instituciones del régimen provincial. que la gobernadora necesitará como el agua para surfear ante la profunda crisis que se avecina.

Nos volvemos a encontrar el próximo jueves, porque en la provincia de Vidal las viejas Tres B (los Barones del Conurbano, la Bonaerense y la Burocracia sindical) en la que se basó la larga hegemonía peronista siguen vivitas y coleando, prestas para contener a las masas de la provincia profunda. Queda mucha tela por cortar y allanar el camino para la lucha de clases.

Te puede interesar: Astillero: denuncian que Vidal reparte $ 2 millones mensuales entre ñoquis y “asesores”

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá