Política

CAMPAÑA ELECTORAL

Barrionuevo, Acuña, Cavalieri: aliados de Lavagna y enemigos de los trabajadores

Con el dirigente gastronómico de anfitrión, el ex ministro de Economía compartió un almuerzo con lo más rancio de la burocracia sindical que viene dejando pasar el ajuste. Leé quienes fueron.

Miércoles 13 de marzo | 11:42

La agenda de Roberto Lavagna está que explota. El lunes lo arrancó con todo manteniendo una reunión con Marcelo Tinelli, con alta exposición mediática. El martes empezó el día bien tempranito con declaraciones radiales en las que demostró que además de tener voluntad de candidatearse, está trabajando para eso, y después se fue a almorzar a la sede los gastronómicos con más de 40 dirigentes sindicales.

Conocé quienes son los que lo agasajaron y le van a hacer el "aguante electoral".

Luis Barrionuevo (Gastronómicos): fue el organizador del evento. Es el autor de la famosa frase “tenemos que dejar de robar al menos por dos años", en alusión a los políticos. Es peronista desde hace casi 50 años, como una vez se definió. Su carrera sindical comenzó en 1972. Durante la última dictadura cívico militar se jactó de “conversar y negociar” con los militares. Fue admirador de Rucci y sobrino político de Jorge Triaca y estuvo ligado al sector de la derecha peronista. En el 2001 fue senador por la provincia de Catamarca y luego diputado. Y por supuesto fue ultra menemista, duhaldista, massista y ahora “lavagnista”.

Armando Cavalieri (Comercio): es el referente de un gremio que tiene altos índices de precaridad, trabajo negro, y por supuesto bajos salarios desde hace 32 años. "Si algunos sindicalistas nos eternizamos es por el respaldo de las bases”, dijo el año pasado a propósito de su última reelección que logró por apenas menos de 500 votos en un reñida contienda que hasta piñas tuvo. Por supuesto, es otro de los dirigentes sindicales que fue oficialista de todos los gobiernos.

Carlos Acuña (Estaciones de servicio): uno de los triunviros de la CGT. En tanto dirección de la central sindical es una de los máximos responsables de la tregua sindical que ha permito el avance de las políticas de ajuste de Cambiemos. “Oficialmente, nunca declaramos que íbamos a hacer paro”, declaró sin vergüenza una de las tanta veces que los burócratas sindicales tuvieron que dar explicaciones acerca de su inactividad total.

José Luis Lingeri (Obras Sanitarias): es dirigente sindical desde 1986. Es famoso por llevar un vida suntuosa y ser dueño de varias propiedas (autos, casas lujosas, autos de carreras y una red de empresas familiares). Cuando fue cuestionado por este punto, respondió sin pelos en la lengua: “¿Los sindicalistas tenemos que vivir en la Villa 21?”. Fue menemista y luego kirchnerista.

Varios elementos tienen en común estos burócratas. Sueldos abultados (que llegan a superar los 300 mil pesos por mes como es caso de Cavallieri), haber apoyado a los distintos gobiernos de turno (incluso a gobiernos militares), y sus políticas nefastas como fueron las privatizadas, defendiendo siempre sus propios intereses y los de las patronales, en detrimento de los trabajadores.

Hoy los une algo más: apoyar la candidatura de Lavagna. Un hombre que en su trayectoria política ha demostrado ser un servidor de grandes patronales como Techint, Arcos, Pérez Companc y otras.

Te puede interesar: Detrás de las sandalias con medias: Lavagna, el amigo de Techint que el PJ propone a presidente







Temas relacionados

Carlos Acuña   /    Campaña electoral    /    José Luis Lingeri   /    Luis Barrionuevo   /    Roberto Lavagna   /    Armando Oriente Cavalieri   /    Burocracia sindical   /    Peronismo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO